CUESTIÓN DE PRIORIDADES 


Poco a poco vamos levantando la cabeza y despertando del enorme mazazo que nos ha venido en forma de virus. Una pandemia que ha puesto de manifiesto lo vulnerables que somos ante la enfermedad como sociedad y como individuos y que, probablemente, haya hecho reflexionar a más de uno sobre la importancia de darle a nuestra salud la importancia que merece. 

Llega el buen tiempo y aunque de momento no tengamos competiciones el goteo constante de gente en la tienda es cada vez mayor, tenemos sed de deporte, sed de aire libre y sobre todo: sed de vida. 

Clientes de siempre y muchos ‘’nuevos deportistas ́ ́ a los que damos una enérgica bienvenida a esta secta de la actividad física que lo único que os puede proporcionar es salud y felicidad. Nuestro día a día aquí es de todo menos monótono, cada uno de vosotros que entra por la puerta es diferente, especial y cada uno tenéis unas dudas o inquietudes que pueden parecer muy dispares pero que, realmente, siempre desembocan en un sitio común, nuestra salud. 

Si hay algo que con el paso de los años observamos que no se le da la importancia que merece es a la ingesta de sales durante la actividad o incluso antes y después de ella. 

Los geles, las barritas, los recuperadores o los bcaa’s aglutinan el 70% de vuestras dudas y demandas pero, en algún momento de la conversación, siempre surge la misma pregunta... ¿¿tienes algo para los calambres?? . 

Comencemos a darle a los electrolitos la importancia que tienen porque, en una situación de hiponatremia, los calambres pueden ser el menor de vuestros problemas: un descenso brusco de la concentración de sodio en sangre puede llegar hasta a producir la muerte por lo que consideramos y recomendamos seguir unas pautas muy básicas pero, tremendamente importantes, más aun en los meses de calor que tenemos por delante. 

Una buena hidratación antes, durante y depués de los entrenos y competiciones es clave. Realizarnos un test de sudor tampoco estaría de más, teniendo en cuenta que hay un abanico que va desde los 300 -700 mg sodio/hora y de esta manera podríamos ajustar las cantidades a vuestra medida, todos estos factores además de influir directamente en el rendimiento lo hacen también en algo que debemos cuidar con mimo y dedicación, NUESTRA SALUD. 

Ramón Suarez 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados